Periodoncia

Periodoncia

La periodoncia es una parte importante de la odontología que se encarga de tratar las infecciones producidas por diversos tipos de bacterias en los tejidos de soporte dentales, es decir, encía y hueso.

El tratamiento básico consiste en la eliminación de las bacterias y placa que se depositan en la bolsa periodontal por medio de curetajes, raspados y alisados radiculares y una buena enseñanza de higiene oral.
En ocasiones las bolsas periodontales son tan profundas que no se consiguen un buen control de la infección, por lo que en esos casos es necesaria una cirugía periodontal.

Las encías pasan por varias fases:

  • Estadío de gingivitis: la encía pasa de color rosado a rojo intenso, aumenta ligeramente de tamaño, duele levemente y sangra al cepillarse los dientes.
  • Estadío moderado: la encía se retrae, es decir, los dientes parecen más largos. Se pueden apreciar grandes depósitos de sarro en los dientes, sobre todo en la parte frontal inferior. Existe una ligera movilidad de los dientes. Las encías aparecen enrojecidas y sangran con facilidad. La halitosis (mal aliento) y mal sabor deboca son característicos. En ocasiones las bebidas o alimentos muy fríos o muy calientes producen dolor.
  • Estadío avanzado o grave: todos los síntomas anteriores se acrecientan. Los dientes se mueven en exceso hasta que se terminan por caer. La encía sangra abundantemente y duele, lo que impide al paciente cepillarse correctamente los dientes, hecho que agrava aún más el problema.

periodoncia-2

 Consejos y recomendaciones

Para prevenir la periodontitis, es fundamental realizar una buena higiene bucodental después de cada comida con un buen cepillo dental (durante 2 min), un dentífrico y un colutorio, procurando no dejar pasar más de 15 minutos entre el final de cada comida y el cepillado.

Si se ha desarrollado la enfermedad periodontal, tiene que acudir a la clínica dental para que le realicen un buen tratamiento periodontal; una vez ésta esté controlada da comienzo el mantenimiento, el cual consiste en realizar sesiones periódicas de revisión y limpiezas con una frecuencia adaptada a las necesidades de cada paciente.