Ortodoncia

Es la rama de la odontología que se encarga de la corrección de las malposiciones de los dientes mediante la utilización de sistemas fijos o removibles. Este tratamiento implica el uso de aparatos correctivo para enderezar los dientes torcidos, cerrar los espacios entre ellos, alinearlos con los labios, corregir problemas de mordida irregular, etc.

Desde la introducción de los nuevos aparatos transparentes e “invisibles”, la ortodoncia ha pasado de ser algo reservado para los niños y adolescentes a una opción para adultos con problemas estéticos y funcionales.

Los motivos principales para acudir al ortodoncista son:

  • Apiñamiento: La falta de espacio hace que los dientes queden montados unos sobre otros.
  • Diastema: La separación entre uno o más dientes es excesiva.
  • Desviación de la línea media: El punto medio de los arcos dental superior e inferior no coincide.
  • Maloclusión clase II: El maxilar superior muerde (ocluye) muy por delante de la mandíbula.
  • Maloclusión clase III: El maxilar superior muerde (ocluye) muy por detrás de la mandíbula.
  • Mordida abierta: Los dientes de arco maxilar no llegan a ocluir por completo con los dientes mandibulares.

Hay varios tipos de aparatos ortodóncicos disponibles para los pacientes:
Los brackets, la parte de los aparatos de ortodoncia que sujetan a los alambres, se adhieren al frente de los dientes y pueden ser de metal, claros, o del color del diente. Algunas veces pueden ser fijados a la parte posterior de los dientes.
Ortodoncia invisible, son los alineadores claros, removibles, de plástico moldeado que mueven sus dientes a nuevas posiciones.
Ortopedia, durante la fase de dentición mixta, donde conviven dientes temporales (de leche) y definitivos, suelen utilizarse aparatos ortodóncicos removibles, con el fin de dirigir el crecimiento de los maxilares que aún están en desarrollo.

Consejos y recomendaciones

Es importante que los niños sean evaluados por un dentista cuando sus dientes de leche comienzan a caer y a salir sus dientes permanentes. A menudo, la intervención temprana en un niño puede evitar correcciones mayores y de más largo tratamiento en un futuro.

Los tratamientos de ortodoncia no tienen sólo como objetivo mejorar la estética, van más allá consiguiendo mejorar también la salud bucal dado que una mala oclusión puede provocar una mayor posibilidad de desarrollar caries y enfermedades en las encías que pueden hacernos perder piezas dentales. Es importante mencionar que dichos tratamientos, también ayudan a corregir problemas de fonética, ya que una mala posición dentaria modifica la posición de la lengua causando problemas de dicción. Su dentista podrá aconsejarle sobre cuál es la mejor opción que se adapte a su situación.