Odontología general

Son los tratamientos encaminados a solucionar los principales problema que tienen que ver con la boca, dientes y otras estructuras relacionadas. En la mayoría de los casos representa el primer contacto del paciente con el odontólogo.


El odontólogo general realiza el diagnóstico primario del paciente, resuelve los problemas de restauración de caries que pueda presentar y lo deriva adecuadamente a cada especialista en caso de ser necesario.

Los tratamientos más habituales dentro de la odontología general son: restauraciones dentales por medio de obturaciones (empastes), reconstrucciones con o sin postes, extracciones, endodoncias, técnicas de higiene…

* Consejos y recomendaciones

  • Cepíllese los dientes tres veces al día, durante al menos 2 min, utilizando siempre un buen dentífrico (que contenga flúor), colutorio e hilo dental, para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.
  • Sométase a revisiones dentales periódicas (cada 6 meses). La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas.
  • Lleve una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, intente hacerlo junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone sus dientes al ácido que producen las bacterias.
  • Asegúrese de que el agua que beben sus hijos contenga un nivel adecuado de flúor.

 

brushing-teeth-flossing

Técnica de cepillado

 

Paso 1: Cepille los dientes anteriores colocando las cerdas sobre la encía en un ángulo de 45 grados. Las cerdas deben estar en contacto con la superficie dental y la encía.
Paso 2: Cepille suavemente la superficie dental externa de 2 o 3 dientes por vez con un movimiento rotatorio de adelante hacia atrás. Mueva el cepillo al próximo grupo de 2 o 3 dientes y repita la operación.
Paso 3:Para el cepillado de los molares, cepille suavemente con un movimiento circular al mismo tiempo que realiza un movimiento de adelante hacia atrás sobre toda la superficie interna.
Paso 4: Incline el cepillo verticalmente detrás de los dientes frontales. Haga varios movimientos de arriba hacia abajo usando la parte delantera del cepillo.
Paso 5: Ponga el cepillo sobre la superficie masticatoria y haga un movimiento suave de adelante hacia atrás. Cepille la lengua de adelante hacia atrás para eliminar las bacterias que producen el mal aliento.