Limpieza interproximal

Limpieza interproximal
No hay higiene bucal completa sin limpieza interproximal

Con el cepillado convencional sólo se limpia el 60% de la superficie dental y el 40% restante pertenece al área interproximal. En esta zona es donde se acumulan más microorganismos, los cuales forman el biofilm oral y se alimentan de los restos de comida que no han sido retirados.

Los cepillos convencionales, ya sea eléctrico o manual, no llegan a estas zonas por lo que se va produciendo una acumulación de restos de comida y bacterias que pueden llegar a provocar importantes complicaciones en la cavidad bucal como pueden ser la caries e inflamación de las encías.

Para no llegar a este punto, hay instrumentos de limpieza interproximal diseñados para poder llegar a esas zonas mas complicadas y así poder eliminar el biofilm oral. Estamos hablando de cepillos interproximales, hilo y seda dental y los irrigadores bucales; pero, ¿y son todos son iguales?

 

  • Hilo y seda dental: se emplean para la eliminación del biofilm dental acumulado en espacios interproximales cerrados, es decir cuando prácticamente no hay separación entre diente y diente. Pueden tener cera para facilitar el paso entre dientes.

  • Cepillos interproximales: se emplean para la eliminación del biofilm dental acumulado en espacios interproximales abiertos, ya sea por diastemas o por espacios edentulos. Se adaptan a todos los espacios gracias a sus diferentes tamaños y a los distintos cabezales, cilíndricos y cónicos; además pueden ser rectos o acodados, para llegar a las zonas mas posteriores. Se debe utilizar a diario, haciendo movimientos de fuera hacia dentro y sin hacerlo girar. Pueden utilizarse junto a geles o pastas dentífricas para que penetren mas rápidamente a esa zona de la encía, previniendo así la inflamación y el sangrado de ésta.

  • Irrigador bucal: son aparatos eléctricos que aplican directamente un chorro pulsátil de agua u otra solución, que ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en la superficie de los dientes, el borde de las encías y los espacios interproximales. Además de proporcionar una limpieza más intensa, ofrece una mayor sensación de limpieza y frescor y reduce el mal aliento. Están especialmente indicados para personas son necesidades higiénicas especiales como pueden ser pacientes portadores de ortodoncia, coronas o implantes.

 

A modo de curiosidad, os dejo la nueva campaña para promover la higiene interproximal llevada a cabo por la casa comercial Dentaid, llamada “Entredientes”

 

Añade un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: